salud

tejido conjuntivo y salut

nuria humet, nuestra especialista en terapia sacro-craneal y psicóloga nos explica que es el tejido conjuntivo y la importancia vital para mejorar nuestro organismo y sistema nervioso

 

 ·······

nuestro cuerpo está constituido por diferentes tejidos que tienen que trabajar conjuntamente y de forma armónica; para conseguir tal unidad y trabajo coordinado tenemos una membrana que, como una red, va envolviendo y conectando todas las partes de nuestro cuerpo, dando estabilidad y soporte; manteniéndolo unido, organizado, creando espacios para albergar cada órgano, donde quedan recogidos y protegidos, con sitio para deslizarse y moverse, para respirar, para bombear 

 

esta red es el tejido conjuntivo, también llamado tejido conectivo o sascial; se trata de una membrana constituida por minúsculas fibrillas translúcidas (de colágeno, elastina y otros elementos) extremadamente finas y delgadas, entretejidas y dispuestas tridimensionalmente, que están recubiertas de agua y polisacáridos 

 

esta humedad y lubricación permite que los músculos de deslicen suavemente y se muevan

la fascia es una parte vital del movimiento, del cuerpo y su estabilidad, y juega un papel fundamental en la percepción, la organización y el funcionamiento de todas las estructuras del organismo;  es fundamental para nuestro estado de salud, nos mantiene en forma, pero el tejido fascial puede engrosarse, resecarse, volverse mate y poco flexible, e inflamarse, generando dolor; ya que contiene numerosas terminaciones nerviosas que, como las ramas de un árbol, transmiten toda la información, nuestra postura corporal y movimiento (propiocepción), y tiene la capacidad de reaccionar a los estímulos estresores   

 

frente las hormonas que genera el cuerpo ante el estrés estas fibras del tejido conectivo se contraen, acortan e inflaman generando dolor, depresión, problemas para dormir…

el orígen

a finales del siglo XIX un médico osteópata, el dr. dutherland, se enfrentó a las bases médicas establecidas que creían que el cráneo era una caja hermética, fija y dura;  pero, tal y como le pasó a einstein con la manzana y su teoría de la gravedad, él tuvo una revelación acerca de la funcionalidad de las suturas del cráneo: le vino la inspiración de que ¡la forma de los temporales eran como las agallas de un pez para respirar….por lo que deberían moverse como tales! 

 

bajo este supuesto comenzó una serie de experimentos que le permitieron descubrir que el sistema nervioso tiene un movimiento respiratorio de extensión y contracción, que se ve reflejado en todo el cuerpo gracias a este tejido conjuntivo; a este movimiento lo llamó movimiento respiratorio primario, pues es el que primero aparece en el organismo, y es el que regula tanto el ritmo cardíaco, como el respiratorio, creando la base de la terapia sacrocraneal

la terápia en la actualidad

actualmente es un hecho aceptado, incluso por la medicina ortodoxa, la relación entre el cuerpo y la mente (incluso diría yo la relación íntima entre cuerpo, mente, emociones y espíritu). 

 

en el campo de la psico-neuro-inmunología se han descubierto las conexiones entre los estados psicológicos negativos y su influencia en la respuesta inmunológica 

 

nuestros estados emocionales, ya sean de estrés, excitación, represión… se van a reflejar en patrones y posturas musculares características; incluso los traumas físicos y emocionales del pasado quedan reflejados en nuestros tejidos, en lo que denominamos “nudos de energía” (“energy cyst”), término acuñado originalmente por la terapia sacrocraneal americana

 

estos nudos son áreas de disfunción corporal que se manifiestan como obstrucción a la eficiente conducción de energía, electricidad y elasticidad a través del tejido fascial del cuerpo, cuya función normal se ha visto inhibida en esa área, debiendo adaptarse y comprometiendo el proceso normal de funcionamiento corporal, creando tensión y disfunción

mediante la terapia sacrocraneal podemos liberar los nudos de tensión del tejido conjuntivo, permitiendo que vuelva a respirar, a moverse,  incrementando así la capacidad resiliente del organismo, su capacidad de autosanación y recuperación, movilizando los propios recursos personales, desarrollando su fuerza y equilibrio

#desreconécta

  • Facebook
  • Instagram
  • YouTube - White Circle

© 2019 (silencio) barcelona · política de cookies · política de privacidad · aviso legal